¿ Y si pudiésemos vivir el arte?